Habitaciones

Una habitación en Jóncols, residencia temporal y el reloj que se para.

Cierre la ventana, sienta como se hubiera colado el rumor de las olas. Treinta y una habitaciones que rompen la masificación habitual. Si prefiere una suite, tocaréis vez el cielo y las piedrecitas de la playa. Suite de mar, arquitectura blanca y minimalista.

Hay varias maneras de disfrutar de la magia de Cala Jóncols:


El hotel

Diseñado por la reconocida diseñadora Elena Ruiz:

En una habitación doble con vistas al mar (con aire acondicionado), o habitación doble con vistas a la viña (con aire acondicionado). Todas con un estilo minimalista, sin teléfono ni televisión. Simplicidad y elegancia. La alegría de reencontrarse con uno mismo o en pareja.

En una suite junior, con una gran terraza privada y vistas impresionantes a la bahía de Jóncols, probablemente una de las mejores habitaciones de Cala Jóncols.


Los jardines del hotel

En un bungalow auténtico de madera, en familia o en pareja, aislados, cerca de la naturaleza y del murmullo de las olas.