Encuentro de homenaje

El Hotel restaurante Cala Jóncols de Roses organizó el pasado 29 de abril en sus instalaciones un encuentro de homenaje a grandes expertos vitivinícolas de la comarca del Alt Empordà que han contribuido a hacer crecer la viña más pequeña de Cataluña, que hace un año que se plantó y que pronto dará sus primeros frutos. "Hemos reunido más de 400 años de historia sumando la experiencia de todos los asistentes al acto" destacó Juanma Gómez, copropietario de Cala Jóncols.

Didier Soto, de Mas Estela, Pere Ortensi, de Garriguella; Daniel Fàbregas, de Llançà; Martí Bertrand, de Vilamaniscle; Vicenç Marés, de Cadaqués; y Joan Sastre, de Roses, visitaron la viña para comprobar su evolución y el buen ritmo de crecimiento que está llevando a cabo. Se trata de personas muy vinculadas a Cala Jóncols y el establecimiento les ha querido agradecer su apoyo con el acto que ha permitido intercambiar experiencias en torno al sector. Cala Jóncols les ha nombrado padrinos de la plantación.

 La viña de Cala Jóncols, la más pequeña de Cataluña, tiene una extensión de menos de una hectárea, con la que se ha recuperado una variedad,  el almez rojo, autóctono del Empordà y del sur de Francia.